jueves, 1 de diciembre de 2011

Combinando.

Pobre, pero honrado: No hay peor combinación posible.
Visto en la página de Gusano y Lombriz . ¡Cuánta razón!

lunes, 14 de noviembre de 2011

Cómo no empezar nunca una conversación.

"Si alguna vez me has querido..."
Dice muy poco de ti simplemente por el hecho de plantear esa condicional.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Viajando.

La verdad es que después de un año, el 2010, en el que he estado mucho tiempo fuera, conociendo sitios nuevos e incluso saliendo fuera de España en varias ocasiones, me quedaba una sensación un poco extraña. Vas viendo sitios nuevos, algunos lejanos y diferentes, sorprendentes, pero pensaba en cuántas cosas tenía también muy cerca y no conocía. Y más en un sitio como el que vivo, donde la impresión generalizada es que no hay mucho que ver y que lo que hay no vale gran cosa. La gente siempre piensa en una serie de lugares comunes que ponen como ejemplos de ciudades, comarcas, regiones o países que realmente sí que merecen la pena visitar. Y a todo esto yo siempre me preguntaba si uno podía valorar en su justa medida lo que hay en otros sitios si no conoce realmente lo que tiene en su vecindario, en su ciudad, en su comarca y en su provincia o país. Sólo entonces se puede comparar con un mínimo de criterio, aunque la subjetividad siempre estará ahí.

De mi pueblo intento conocer y saber cada día un poquito más. Hay rincones que aún no conozco, bien porque no sé de su existencia o bien porque no puedo visitarlos al ser particulares, pero ello no impide que recorra de forma habitual sus calles e intente mirarlas como si nunca las hubiese visto, con esa mirada que usamos cuando estamos fuera y que intentamos captar los detalles escondidos y apreciar lo que vemos.

De mi región, al menos ya he visitado todas las provincias (la que me faltaba la visité el año pasado cumpliendo con uno de esos planes que tenía hechos desde hacía mucho tiempo) y poco a poco voy conociendo los lugares más singulares y reconocidos. Me quedan bastantes por visitar, lo cual lejos de desanimarme me recuerda la suerte que tengo de vivir en un sitio donde hay tanta riqueza natural y patrimonial, cultural y etnográfica, sin que ello deba ser un motivo de comparaciones y de absurdos "pues yo más". Me conformaré con visitar un puñado de sitios al año, en la medida de mis posibilidades y del calendario.

De España, pues lo mismo que de mi región. Y de igual modo, el pasado 2010 he visitado bastantes lugares, gracias a lo cual me quedan ya pocas provincias en las que no haya estado. De nuevo, he tenido mucha suerte de poder viajar para ver esos sitios y me he llevado no pocas sorpresas.

Y con esto llego a que uno de mis planes confesables de este año que es el conocer todos los pueblos de mi provincia. Hablo de pueblos, ya que después de mirar la lista de aldeas y de cualquier núcleo de población de los que aparecen en una lista de "localidades de la provincia", la tarea sería titánica. Como pueblos per se tampoco es que sean pocos. Casi un centenar. Tenía más o menos claro que no conocía la mitad de los pueblos de mi provincia, y así lo he constatado al desplegar un mapa y comenzar a marcar con chinchetas de colores los visitados y los no visitados.


Actualización.

Este mensaje lo escribí hace ahora 10 meses, y en su día lo dejé sin publicar por error (pensaba que lo había hecho). Así que nada, aprovecho para rescatarlo y para decir que ya sólo me quedan 10 pueblos por ver y 54 ya vistos (no todos eran nuevos porque había una docena que no había visitado en condiciones o que simplemente quería repetir).Si no hay imprevistos, conseguiré mi objetivo y muy contento de haberlo hecho. He disfrutado mucho y he conocido muchos lugares que merecen la pena y que pienso volver a ellos si tengo ocasión. Creo que ahora valoro más lo que hay en mi provincia y que puedo mirar otros sitios con otros ojos y con más perspectiva, amén de que poder dar ahora muchas recomendaciones a los amigos de fuera que se animan a visitar mi provincia.

Le recomiendo a cualquiera que haga lo mismo con su provincia, si aún no la conoce entera.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Ideas para Halloween.

Está claro. Observando las tendencias de los últimos dos o tres años, puedo y, de hecho, me aventuro a dar dos consejos (uno para ellos y otro para ellas) de disfraces de Halloween, con eficacia garantizada al 100% de que encajarán en la fiesta como uno más (no estoy seguro de que eso sea bueno, pero...) y encima, baratísimos, que la crisis es la crisis, "hamijos".

Para él.

Sencillo y fácil de hacer. De zombie. Busca trapos viejos en tu casa, ropa que tengas para tirar y cuanto más lamentable esté (venga, reconócelo, que tienes complejo de Diógenes y a buen seguro tienes ropa con más de 10 años en tu armario que todavía te sigues poniendo a pesar de los agujeros que tiene o de que la tela otrora tupida y densa es ahora cuasi transparente). Después, pintarrajéate la cara de rojo, negro, marrón o del color que te dé la gana, si total, dará igual. Y no olvides andar como si fueses medio borracho (tranquilo, a lo largo de la noche lo irás haciendo cada vez mejor, tú ya me entiendes...). Y ya está. Y si por un casual te aburres de ir dando traspiés o arrastrándo los pies a cada paso, simplemente di que eres un infectado de "28 días" (enlace tan interesante sobre el tema como cualquier otro, que ya está bien de enlazar siempre a la wikipedia).

Si te tengo que explicar el por qué esto es un disfraz de zombie, mal vamos...


Para ella.

Más fácil todavía. Pilla la ropa con menos tela que tengas y que esté igual de vieja o pasada de moda que la que usarías para vestirte de zombie si fueses él. Irás de "lo que sea sexi", o como dirían algunos muy mal hablados (que sí, que sí), "de pelandrusca". Bono extra si te pones mallas de rejillas y peluca de colorines. Sugerencias: desempleada sexy, rebuscadora de contenedores de supermercado sexy, loca de los gatos sexy (imprescindible llevar un par de peluches de gatitos de esos que todas las mujeres tienen, vale, o casi todas...), etc.



Para aquellos que creen que exagero, pues nada, que vean este bonito enlace de una tienda de disfraces.

P.D.: ¿Ah, pero ya fue Halloween? Bueno, no pasa nada, siempre se puede aprovechar la idea para el año que viene.

P.P.D.: Sí, he puesto este mensaje con toda la intención 12 días después de Halloween, ya se sabe, para ir a la contra.